febrero 14, 2006

Amigos...


Hace días, mientras escuchaba canciones de Oasis, estuve recordando viejas amistades. Esas amistades que solo fueron de un año o dos, que quien sabe cómo, pero terminé cortando el contacto con ellos. Y hubo tantas cosas buenas que me dejaron, sin duda.

En la secundaria, tuve un grupo de amigas, se puede decir un grupo porque éramos mas de 3, jeje. Paulina, mi amiga de toda la vida (desde que iba al kinder) quien en ese entonces solía ser muy diferente a mi, pero que compartíamos muchas cosas, sobre todo el sentido del humor. De hecho nos sentábamos hasta adelante, solo para burlarnos del maestro de química (que también era el doctor de la escuela), mientras él estaba sentado en el escritorio, leyendo, u organizando sus cosas, paulina me decía que tenía cara de rata, y que casi lo podía ver en la jaula de un científico loco esperando para ser sacrificado.

También nos burlábamos de que siempre llevaba el mismo pantalón negro cenizo, súper despintado, y entonces mi amiga me decía que ya era mas bien blanco, y que porque diablos lo usaba toda la semana, que seguro ya olía horrible, lo cual me daba mas risa. Obviamente yo me reía con la mano en la boca, tratando de ser discreta, pero no podía serlo si estábamos justo enfrente de él. Así pasó casi todo el semestre, hasta que, casi al final, un día a media clase nos dijo: yaaaaa! Que soy su payaso o que! De que se ríen, de cómo camino, de cómo me visto???? Explotó la bomba. Yo me puse súper pálida y voltee a ver a mi amiga, quien se estaba mordiendo la lengua para no soltar la carcajada.
No pasó a mayores, después de unas semanas, lo volvimos a saludar como si nada en la calle.
Bueno, pero decía que éramos un grupo, además de Paulina y yo, estaba Magdalena, que venía de Tecpan, un pueblo aledaño a Acapulco, y quien actualmente es doctora y piensa estudiar radiología. Alhelí, una chava bastante simpática y graciosa, y también algo tierna. La última vez que la vi, fue cuando todavía estaba en la Universidad, allá en Acapulco, estudiaba comunicación. Ana Claudia, que llego en segundo de secundaria, y que todos la tachaban de fresa, porque no le hablaba a nadie y a todos veía feo. No recuerdo cómo nos hicimos amigas, ella era bastante rara, con un carácter fuerte, pero también sabía ser muy buena amiga (cuando quería) explosiva, mal hablada, y sobre todo muy extrema. Fue la primer persona que me habló de “su primera vez”, cuando tenía 13 años, para mi a esa edad era algo demasiado agresivo. Estudió medicina también, y supe que intento suicidarse, y lo último: que estuvo involucrada en un accidente donde murió el que era su pareja. Un tipo casado.

Cuando pasé a la prepa, cambiaron algunas cosas, para empezar, nos cambiamos a la salle (otra escuela) en donde no eran 3, sino 5 salones, y de 50 personas...La única que se quedó en la antigua escuela fue Alhelí.
Para mi suerte, me tocó con mi amiga de toda la vida, aun conservo algunos de los recaditos que nos mandábamos en clase, el primer año de la prepa fue un año memorable sin duda. Tuve algunos amigos muy pasajeros. Israel Paniagua, era uno.
Me gustaba, era muy atento conmigo, y yo siempre sentí que le gustaba, de hecho todos me lo decían. Pero por alguna razón se alejo de mi. Y para el final de la prepa, ya era un tipo pesado, fresa, y odioso. Recuerdo que ya cuando estábamos en el último año, nos topamos en una fila para no se qué, y yo sentí que me miró con una especie de melancolía, su cara fue como de: “ah, es cierto, tu, mi amiga del primer año”, quiso hablarme, pero no sé, yo me hice la desentendida. Cosas raras de la vida.

Otro amigo memorable, fue Carlos Eloy, eterno enamorado de paulina, (mi amiga de siempre) un chavo bastante cariñoso, amigable...El mejor para el álgebra.
Debo decir que la prepa fue algo compleja para mi, difícil, traumante, jeje, pero siempre estaba él que me hacía sentir que no estaba sola (además de mi amiga) hablábamos de cualquier cosa, nos reíamos y comíamos juntos.
Eloy fue de las personas que me ayudaron a ganar un poco de seguridad en aquel entonces, siempre me decía qué me quedaba mejor, y me daba su opinión acerca de los chavos que me gustaban. Igual yo, el me pedía opinión, y así. Recuerdo que en la fiesta de graduación yo estaba medio depre, había muchas cosas que había vivido en esa escuela, y estaba exhausta de la inadaptación. Entonces, él llegó y me dijo: “Oye, que padre vestido, cuando subiste a recoger tus papeles, te veías muy bien” entonces sonreí, y nos tomamos una foto que aun conservo. También fue la única persona que firmó mi anuario. El último recuerdo BUENO que tengo es cuando me lo encontré, (después de un año de haber dejado la prepa) habíamos ido a un bar, y el andaba por ahí, nos vimos y nos dimos un gran abrazo, hablamos un poco de nuestras vidas, y me dijo que estaba estudiando para químico fármaco-biólogo.

Después, nuestras hermanas se graduaron, y ahí nos encontramos. Pero no sé, iba con su novia (quien al parecer era demasiado celosa) y creo que cuando lo salude se puso incomodo. Lo noté tan diferente. Y después finalmente supe que la Universidad lo había mandado a Harvard, a estudiar. A veces me pregunto que será de él.

Terminó la prepa y con el muchos complejos. La Uni fue para mi la oportunidad de darme cuenta que no estaba incapacitada para la convivencia con otras personas. Conocí a mucha gente que dejo huella. Dessireé, quien también había estudiado en La salle y se había sentido igual de “invisible” que yo, con un humor negro muy afín al mío, pintora, creativa, del signo piscis. Compartimos muchas cosas también, y seguimos en contacto frecuente. Otra persona fue América. También venía de Tecpan, y vivía con su hermana en Acapulco. América era de esas chavas muy inseguras para todo, romántica, muy buena amiga, sin prisa, confidente...Mi compañera de tantas conversaciones acerca del tipo que me gustaba, comprábamos el material juntas, comíamos juntas y preparábamos spaghetti (receta de desireé), trabajábamos juntas...No sé porque, pero la trova me la recuerda mucho. No sé si alguna vez escuchamos juntas trova. Desapareció de repente. Dejo de ir a la escuela y ya no supe de ella. Solo sé que seguro me recuerda cuando escucha mi disco de poemas de Jaime Sabines, con el que se quedó.

Cuando entre a la Uni, también tuve otro grupo. Y bueno, de base, mi amiga de siempre y yo (si, estudiamos lo mismo) entonces ahí conocimos a Marco, que era como 3 o 4 años mayor que nosotras, pero que rápidamente se convirtió en nuestro amigo.
No sé, siempre estuvo enamorado de mi amiga, pero además de eso, nos divertíamos mucho juntos, es de esas personas graciosas por naturaleza, en todo lo que hablaba siempre había humor. Después de un tiempo, dejó la escuela. Luego, estuvo Carlos, quien había estudiado la prepa con nosotros, pero que jamás, habíamos tratado. A el lo definiría como “bonachón” al menos ese era su aspecto. Era noble, amable, y muy tranquilo. Pero, después de un tiempo, creo que los dos nos gustábamos, llegamos a tomarnos de la mano, y hablábamos horas por teléfono, a veces yo le decía las cosas muy directas, lo cual no le gustaba, creo que siempre fue demasiado sensible para mi. Un día dejo de hablarme. Luego dejó de ir a la escuela. Se cambió de carrera., lo supe por mi mejor amiga, de quien se volvió fiel admirador. La ultima vez que lo vi, fue cuando yo trabajaba en una tienda de ropa, y llegó ahí con su novia, mientras ella se cambiaba, me vió y me dijo: paty? Nos saludamos, hicimos un par de preguntas obligadas, y luego lo vi alejarse y me pregunte, que tanto lo había conocido en realidad.
Luego, marco, paulina y yo, nos integramos al grupo de fernando. Fernando y Luis Funk, dos hermanos bastante distintos, que compartían el talento para el dibujo. Habían vivido en Nueva York, y eran medio excéntricos. Al principio, cuando los vi la primera vez, sentí miedo. Su modo de caminar, de vestir, no sé, era tan poco visto para mi. Pero nos convertimos en un grupo, también algunos amigos de Fernando, como Guti, quien fue novio de mi amiga inseparable por 3 años. Oliver, un chavo con una extraña manía por mentir, siempre decía que sí iba a las fiestas, pero nunca iba. Salía con cosas como: “es que tuve que llevar al cine a mi abuelita”...

Esa época estuvo llena de muchas cosas bonitas. Salidas a un bar, fiestas, música. Fernando es fanático de Oasis, y esa época esta llena de sus canciones. El final del grupo:
Marco no terminó la carrera, y esta casado con Fabiola (quien también estudiaba con nosotros) tienen una hija de dos años y medio, o tres, sigue en Acapulco, y tienen una tienda de abarrotes.
Oliver, tampoco termino la carrera, se casó con su novia, tuvo una hija, después se separó, y tuvo unos gemelos con otra chava...que cosas! Me parece que estudio para técnico computacional y puso un ciber...
Fernando, dejó la carrera, y lo tienen contemplado para hacer un comic. No sé que haga ahora.
Mi amiga terminó la carrera (ya casi sola) y trabaja en una especie de imprenta que se dedica al diseño.
Yo, deje la misma carrera dos veces, me mude de ciudad, y ahora vivo en el d.f. con una hija y mi novio.
Me gusta saber que tengo buenos recuerdos, y a veces, siento que apenas ayer viví todo esto...

5 comentarios:

el mangos dijo...

recordar esas cosas son las que hacen que me pregunte
¿cabron que paso contigo si no eras tan antisocial despues de todo?
lo unico que me queda son los amigos que resultaron serlo al final de todo.

•ஹoonpink• dijo...

Uffffff que excelente memoria!! Me quede leyendo y pues... No digas los nombres con apellidos, no los ventanees, jeje, ya sabes que Aca es un ceviche!! o un pañuelo como quieras, seguro tambien eras bien fressona pero no quieres admitirlo jejeje, un abrazo para ti y manzanita!!

kunti dijo...

Bueno pues cuando escribes decides hacerlo en forma jeje...leí todo y si, coincido con Moon que buena memoria! y que bien que hayas conocido a través de los años a personas que te han dado cosas positivas, esto me agrado, bueno no creo que tanto como a ti "Oye, que padre vestido, cuando subiste a recoger tus papeles, te veías muy bien", esas personas y esas palabras son las que sabemos que vienen de gente a la que seguiremos recordando ¿verdad?.

Besooos! :D

La locura me pego a las... dijo...

Mira que me tome bastante tiempo en leerte pero a cada recuerdo tuyo por consecuencia me tragiste amente los mios, y mira que es agradable traermelos.

Un placer leerte, y tras una prolongada ausencia aqui me traen de vuelta tus letras.

La locura me pego a las... dijo...

Mira que me tome bastante tiempo en leerte pero a cada recuerdo tuyo por consecuencia me tragiste amente los mios, y mira que es agradable traermelos.

Un placer leerte, y tras una prolongada ausencia aqui me traen de vuelta tus letras.