mayo 31, 2006

Los Ángeles



Hace unas semanas comencé a interesarme por el tema de los ángeles... Lo curioso es como poco a poco fueron presentándose oportunidades para conocer del tema.

Para empezar, hace un rato ya, cuando visitaba algún mix up, siempre me llamaban la atención los discos de Lorena Tassinari, y por fin cuando compre el Ciru-hua, me di cuenta de que la música que compone aparte de ser hermosa, ella la atribuye a la inspiración angelical que se dio a partir de un accidente que vive. Cada canción tiene un color, un arcángel, y ciertas virtudes. Poco después, ahora que fui a Acapulco, mi mamá por cosas del destino tenía dos libros con el tema de los ángeles, y luego me dio uno. Y ahí es donde encontré que existe un ángel por el día de nacimiento en el que uno nació, y al ver el mío y el de las personas cercanas a mi, me doy cuenta de que coinciden las características que ahí se presentan. Luego visite a mi suegra, y a ella le acababan de regalar dos libros acerca de los ángeles, y claro, algún día se los pediré prestados... Y para terminar, hace unos dos días hurgando en documentos de mi computadora, me doy cuenta de que en cierto momento (que ya ni recuerdo) baje un curso gratuito de ángeles por internet, jeje.

Durante mucho tiempo la idea de los ángeles hasta me pareció ridícula. Pero de pronto no lo encuentro tan descabellado. Para mi es algo así como los extraterrestres. Si es posible que existan seres mas evolucionados en otra galaxia, me es casi imposible pensar que no existan seres, o energía, mas evolucionada espiritualmente que nosotros.

Tal vez los ángeles en el fondo es nuestra intuición, aquello que nos avisa, una fuerza que nos hace confiar en que las cosas van a salir bien mas allá de lo que se esté viviendo. Y no sé porque (bueno si lo sé) pero me he acordado tanto de la única experiencia paranormal que he tenido.

Antes, cuando tenía entre 13 y 15 años, solía darme una migraña espantosa, pues una de esas veces, recuerdo muy bien que fue la peor de todas, llevaba día y medio con una migraña muy fuerte, me acuerdo que eran como las 3 de la mañana y no podía dormir, por aquel tiempo solía tomar muchas aspirinas, cosa que ya deje de hacer, y el caso es que ya había probado de todo pero la migraña no se iba. Estaba tan desesperada, me acuerdo que mi cuarto solo estaba alumbrado por una lámpara pequeña, y esa luz que era muy débil me molestaba mucho, así que estaba cubierta de pies a cabeza con la sabana, porque no se si sepan, pero una característica de este mal es que la luz y el ruido son algo insoportable.

Y bueno, creo que esto nunca se lo he dicho a nadie, pero en aquel momento de desesperación, termine rezando, no se que rezaba, no sé a quien le pedía que me quitara el dolor de cabeza, creo que fue una fórmula que quise probar en medio de la madrugada, sentía que ya estaba a 2 pasos de volverme loca de lo feo que había sido pasar todo un día así.

No lo hice con fe, ni tampoco sin ella, creo que fue algo desesperado puesto que yo no soy nada religiosa, fue un “probaré esto”, y mientras enfocaba mi pensamiento en pedir que se fuera el dolor, comencé a sentir una especie de energía o calor que recorría poco a poco mis pies, luego las piernas, el estomago, hasta llegar a la cabeza, era como si estuviera expuesta al sol en medio de un iceberg, supongo que así de confortante ha de ser. Como dije antes, yo estaba cubierta de pies a cabeza, y a través de la sabana, pude ver una luz enorme, pero ya no me molestaba porque esa especie de luz-calor me había quitado el dolor de cabeza, la luz tardó unos minutos mas sobre mi, y sentí mucha curiosidad de asomarme, pero al mismo tiempo tuve miedo, o no sé, la conciencia de que tal vez no quería enterarme de que era aquella luz que veía a través de la sábana, pero no era como miedo a los fantasmas, sino, como una especie de respeto, no sé. El caso es que decidí quedarme bajo las sábanas, percibiendo la luz desde ahí.

Después, pude dormir como no lo había hecho en días, y no le conté a nadie sino hasta años después, paso inadvertido para mi, lo olvide o lo minimicé tal vez al no encontrarle explicación.

Muchas veces he pensado que tal vez fue solo un lapso de locura en mi mente, pero luego pienso que sé que fue verdad que algo pasó aquella noche hace 10 años. Y ahora que lo pienso, no sé, tal vez, fue un ángel...

3 comentarios:

mp* dijo...

Hola Claunela, hasta que contaste la historia de la Tassinari ehh!!! Y si, los angeles existen, y es curioso que menciones a los extraterrestres, pues efectivamente eso son los angeles, no son terrenales, lo que los hace fuera de este mundo y por lo tanto, extraterrestres no lo crees? Tal vez es un juego de palabras, pero las palabras dicen casi todo ;)

Y que linda experiencia con tu angel, particularmente he tenido algunos "contactos" raros, pero como tengo algunos difuntos yo los uno a ellos, mas que a angeles, pero igual y lo son ;)

*Te dejo un
link a ver que te parece, a mi me latio porque te da horoscopo de todo, esta chidin, gracias por el mail, iba a escribirte pero mejor pase a visitar ;)

Saludos a la familia, besitos a Manzanita ;D

Nerissa Rocher dijo...

Personas como tu mi querida amiga, soy auxiliadas por esos seres que tu dices. Ahora creo que llevamos dentro a nuestro guia. Y que si pedimos con fuerza desde adentro, todo se logra. La fe, hace milagros.

Creeme.

Tengo mucho de no aparecerme por acá. Me da muchisimo gusto verte, cuidate bastante ¿ok? bye.

bibi dijo...

hola clau!!
Siempre me ha encantado todo lo que escribes, que bien que compartas esto... ya lo he leido mas de cinco veces desde que lo publicaste, pero no tengo mucho que aportar...solo que es mas que disfrutable... Así que mejor sin opinión... te dejo un beso y un abrazo enorme... a ti y a tu familia...