abril 26, 2007

Un curso de milagros


El curso de milagros, surgió hace ya varias decadas. Hace poco mi mamá me habló de el.
En resumidas cuentas es un aprendizaje sintetizado en 365 lecciones (un ejercicio correspondiente para cada día), en donde se hace una reprogramación completa de la mente.

Esto no es neurolinguistica, ni tampoco es religión. El libro del curso de milagros lo escribio una psicologa estadounidense, Helen Schucman en conjunto con un compañero de trabajo (William Thetford) con el que tenía demasiados problemas. Helen comenzo a escuchar una voz, que se identificó como la voz de Jesus, y recibió durante varios años los mensajes que conforman el libro que se divide en 3 partes: texto, libro de ejercicios, y manual para el maestro. William le ayudó a redactarlo.

El curso de milagros puede sintetizarse de esta forma:

Nada irreal existe.
Nada real puede ser amenazado.
En esto radica la paz de Dios.

La dinámica del curso es en grupo. Un maestro dirige y explica las dudas posibles y cada uno comparte sus experiencias de acuerdo a la lección que se aplicó. Hace poco comencé este curso, y a partir de ese momento algo cambió. El maestro dijo: “se garantiza un milagro en este curso, y se garantiza uno, porque definitivamente es mas de uno, son bastantes los milagros que se hacen”.

Al principio las lecciones parecen incomprensibles, ya que los ejercicios son frases que uno tiene que repetir a lo largo del día, como por ejemplo: “nada de lo que veo es real” o “solo veo el pasado en tal o cual cosa” y esto es difícil de entender pero ese es el chiste, no querer entenderlo, porque a partir de que se empiezan a hacer los ejercicios, poco a poco las frases van tomando sentido para cada quien.

La parte mas afectada por este curso, resulta ser el ego. Si, el ego que tiene miles de caras. Este curso lo que me ha enseñado hasta ahora es que el ego no se manifiesta unicamente cuando alguien es presumido, prepotente o intelectualoide. El ego esta lleno de mascaras. En mi caso, el ego tiene la cara del miedo. Y a continuación quiero contar una experiencia que acabo de vivir.

Hace casi una semana, me descubrí una bolita en un pecho, y por diversas cuestiones no pude hacer una consulta medica hasta la siguiente semana. A partir de ese momento mi mente comenzó a inventar una serie de historias y pesadillas que acababan en velorio, tragedia y desastre. Este miedo se me salió de control, pronto empecé a generar angustia, sentimiento de soledad, tristeza, depresión. Por lo que sé, estas “pruebas” suelen aparecer para muchos de los estudiantes del curso de milagros. Y es que como afecta principalmente al ego, este, encuentra una forma de seguir arraigado a como de lugar.

Pero ¿cómo es que el miedo es ego? En mi caso, para empezar, comencé a adelantarme en el tiempo, a vivir en el futuro (uno muy trágico) y de paso eché a perder mi presente. Generé mucha angustia a partir de la idea de la muerte, lo cual me hizo darme cuenta de que algo andaba mal. Me dí cuenta de que tenía la creencia de que solo soy un cuerpo. Y pues este curso postula que el alma de cada persona, conforma a Dios, y que esa alma es lo trascendente. Cada esencia es diferente, y es una parte vital en la unidad. La muerte es, regresar a la unidad en la forma mas pura.

Además, el miedo que generé me hizo sentir sola, que nadie entendía mi preocupación. Y es que estamos muy acostumbrados a que los males fisicos nos preocupen, ( y preocupen mucho a los que están alrededor) sin saber que lo que los provoca es la creencia de que solo somos cuerpo. El no tener ni manifestar la conciencia del espíritu.

Este mundo es irreal. No significa nada. Es una creación del ego. Es irreal porque la realidad es mucho más que lo que vemos. La realidad intangible es la creadora de la realidad tangible, no significa nada porque en sí todo esto no es signo de nada, no nos esta mostrando ni la millonésima parte de lo que existe, de ese todo del que formamos parte. El ego nos hace sentirnos amenazados, nos hace actuar a la defensiva, y actuar a la defensiva es aceptar que somos vulnerables a un ataque. El cruso de milagros enseña que el alma es invulnerable, y es a través de ella que debemos vivir.

En fin, aprendí que el miedo es ego. Una de sus tantas formas en las que obstaculiza vivir el aquí y ahora. Todas nuestras experiencias estan basadas en el pasado, es por eso que no son reales, son solo recuerdos, repeticiones. No vivimos el presente, sino una ilusión. Vivir el presente es el gran milagro: sin recuerdos, sin asociaciones y como algo nuevo, lo cual nos permite una gama mas amplia de perspectivas, mucho mas “reales” de las que tuvimos hasta hoy. Ese milagro es una reacción en cadena que provoca muchos mas. Espero conseguir al menos, ese milagro.

Y bueno, lo que tenía era un ganglio inflamado....Nada preocupante....

5 comentarios:

darYrecibir dijo...

amo las referencias a UCDM y esta es magnífica!!

kunti dijo...

Me acordé del Aquí y el ahora del budismo, de la meditación...de verdad que es algo que busco todos los días, para sentir tranquilidad y paz, a pesar de ser una persona tan intranquila y nerviosa...¿será que me influye tanto el ego que no me dejo?...tal vez, pero tendré que llegar al punto en que diga YA! estoy disfrutando cada momento como debe, ojalá.

Saludos!

Me gustó tu post.

Elisa dijo...

Es verdad, en casos digamos "críticos" nuestra mente trabaja a mil por hora y nos adelantamos muchísimo en el tiempo y es que el miedo es difícil de manejar.

A mi me está costando muchísimo el dejar de lado unos miedos extraños que tengo, pero hay que seguir en la lucha, yo sé que llegará el día en que los supere...

Me encantó leer todo esto y que bien que solo era un ganglio inflamado :)

abrazos!

Agridulce dijo...

muy interesante... de hecho tiene sentido, el ego... el maldito ego nos hace sentirnos importantes, amenazados, humillados, desprotengidos, TODO! Estamos en un mundito lleno de ego

Anónimo dijo...

hola mi nombre es Ernesto y pues yo estudio el curso de milagros solo ya que mi maestra quien sabe a donde ande y he tenido que descubrir lo que se me dice en el curso aveces sufro aveces veo, por ejemplo les voy a comentar algo me he dado cuenta de que me estoy desaciendo de el ego pero me causa mucho dolor y sufrimiento el dejarlo ya que mi mente piensa cosas equivocas y causan sentimientos inestables y no encuentro la forma de corregirlos pues no siento la misma fuerza cuando en el mismo instante trato de cambiarlo por cosas positivas, deseo permanecer feliz todo el tiempo pero no lo logro hace unos dias senti como se conecto mi corazon con mi mente y sentia felicidad, sentia como vibrava mi hipotalamo y podia despertarlo en cualquier momento y ser feliz pero he aqui el pero 2 dias despues de ello me fui a una fiesta alas afueras de la ciudad y me encontre con gente que te hace pensar cosas malas y equivocas sentia como serraban mis chakras y causaban confucion en mi mente porque no sabia si era yo el que producia semejantes pensamientos de destruccion y sufrimiento o eran a ellos a los que escuchaba hasta que me desequilibraron ya una semana de eso y apenas estoy saliendo mas bien ya me estoy equilibrando pero solo siento en momentos muy cortos la felicidad emanada por mi cerebelo jajaja es muy raro sentirlo pero si da una gran felicidad saber que ya estoy a punto de conectarme y no separarme jamas pero si me gustaria la ayuda de algun maestro para poder trascender mas rapido porque deseo sentir la felicidad plena como hace unos dias gracias por este espacio este es mi correo ernestofbrownf@hotmail.com

me gustaria platicar de esto con alguien que entendiera como es ver la realidad y no mevieran en ilusiones alucivas al entorno. hasta pronto