julio 29, 2005

"incompatibilidad de caracteres"


Quiero hablar al respecto porque es algo que tengo pendiente conmigo. ¿Qué funciona mas en una pareja, que sean compatibles o (como se dice por ahí) complementarios?
Por un lado, si los dos son iguales puede que la convivencia sea mas armoniosa, con una comunicación tal vez hasta mas sana, o automática porque ya que los dos son similares, pues no habría que dar tantas explicaciones al otro.

Pero que tan enriquecedor será??? Acaso esto es lo ideal? Decidir ir a ver tal o cual película sin que ninguno de los dos replique algo, tener los mismos gustos en comida, pensar similar en cuanto a la religión, ir o no a bailar...Puede sonar asquerosamente perfecto, pero aburrido.
En el otro extremo, esta el ser opuesto, o al menos tener ideas bastante alejadas de las ideas del otro, en cuanto a ciertos temas. Todo depende en que aspecto se da la diferencia, si es en cuanto a la fidelidad pues yo creo que si es bastante pesado y no se puede llegar a mucho.

Puede que se convierta en un tropiezo constante contra la forma de ser del otro, sus ideas, su manera de actuar. Pero cuando las diferencias se dan solo de manera superficial como distintos gustos en la comida, en la ropa, en usar ciertas palabras en lugar de otras, creo que es fácil de tolerar.
He conocido parejas de todo tipo, totalmente opuestos, similares en algunos aspectos, o simplemente distintos sin ser opuestos. Habría que ver què busca cada quien en una pareja, si retroalimentación a pesar de ciertas diferencias, o simplemente una relación sin complicaciones...

Yo por mi parte espero encontrar cada día mas equilibrio para no llegar a ningún extremo, pero ¿qué es mejor para ustedes, similares, u opuestos?

1 comentario:

Alberto Espejel dijo...

tema relativo, como siempre

no creo en las fórmulas que se pueden repetir pareja con pareja, creo que, si cada persona es un centro, un universo propio y úico, imagínate cada pareja, es una combinación centros, una línea, con parámetros únicos

en lo personal me funciona ser opuestos en ciertos aspectos y similares en otros

llevo una relación con mi novia buena porque no tenemos gustos iguales, entonces yo me he vuelto un poco más alejandro sanz y ella aprecia las cosas que pongo salvo temple of the dog, pero eso sí, cuando se trata de cuestionar cosmologías, cuando se trata de jugar al I Ching, cuando se trata de darle interpretación a nuestras familias, a los programas de tv que vemos, a las noticias que se dan día con día, ahí somos similiares, no por lo que pensamos, sino porque nos gusta pensar, cuestionar, confrontar, llegar a algo propio a través de las herramientas del mundo

en alguna otra relación, hasta de amistad, creía que las diferencias eran lo máximo, es entonces cuando me pregunto por qué, de las (pocas) novias y (tantísimas) amigas que he tenido a lo largo de mi vida, prácticamente no me queda nadie, no porque ellas no me quisieran, mucho menos porque yo "me diera cuenta" que son lo peor, lo que sucedió fue que simplemente pesó más esto de la compatibilidad, de la madurez, y en mi caso, ser similares en lo, digámosle, intelectual, terminó siendo necesario para no aburrirme y para no pasar por demasiado freak, o sea que me son importantes las diferencias, necesarias, vitales, pero si no es con una similitud en cierto terreno mental, humano, ínterno, esas diferencias terminan por no acercarme a la persona correspondiente

(mi novia eres tú, vivo contigo, tenemos una hija, claro... solo que no pude resistirme a escribirte como si fueras una de tantas escritora(e)s de blog que visito...)

MUY BUENOS POST!!!